El Sitio de Antonio Naval Mas

El Patrimonio artístico y los obispos

Viernes 13 de enero de 2006 por Antonio Naval

Publicado en el Heraldo de Huesca, el 13, enero, 2006

EL PATRIMONIO ARTISTICO DE LA IGLESIA y LOS OBISPOS ESPAÑOLES

Antonio NAVAL MAS

En el futuro, los historiadores citaran el pleito de las diócesis de Barbastro y Monzón con la de Lérida, como testimonio de la desorientación del momento, si no es como uno de los indicios, no el único, de una desintegración que se ve venir, si no se remedia adecuadamente.

El Vaticano se ha manifestado con reiteración de forma inequívoca a favor de la Diócesis de Barbastro-’Monzón, pero, al mismo tiempo, no corta de raíz la posibilidad de que el obispo de Lérida siga pleiteando. Ante el contumaz desacato por parte de este obispo podría haberlo retirado, como ha hecho en numerosas ocasiones con asuntos de menor envergadura que solo trascendieron cuando se actuó con un obispo.

Otra parte de la cuestión es que los obispos aragoneses, en este asunto han dejado solo al de Barbastro-Monzon. Y otro tanto se puede decir de la Conferencia Episcopal, quien desde hace décadas prefiere no querer enterarse de lo que se le avecina con respecto al Patrimonio Artístico Religioso, al no prestarle la atención que merece. Los obispos ni son consecuentemente conscientes de que fueron los creyentes que lo crearon y conservaron, ni se dan cuenta de que es de los pocos puntos actuales de apoyo para llegar a una cultura, la española, de raíz cristiana, conservándolo adecuadamente, y adecuadamente disponiéndolo para que los españoles se entiendan mejor a sí mismos.

Tras la súbita y peculiar irrupción del Gobierno de Aragón en el litigio, surgen nuevas preguntas. El obispo de Barbastro-Monzón, tiene que explicar en qué condiciones se va a hacer el Museo de la Diócesis. Tanto él como el resto de los obispos españoles deberían fijarse en el punto al que está llegando el Patrimonio Artístico Religioso en Cataluña, donde en museos diocesanos como los de Gerona, Solsona, Vich, y, se verá venir con el de Lérida, los obispos ya no pueden disponer cuando quieren. Incluso, como ha ocurrido en alguno de estos museos, se han llegado a usar las obras de arte religioso para ridiculizar la creencia. Esto sin insistir en la vecina Francia.

Cierto que la institución eclesiástica no puede conservar lo que generó y conservó, a veces, contra depredadores, como es el caso de la Franja de Aragón, en la mayor parte procedentes de la vecina región. La institución eclesiástica, al frente de la cual están los obispos españoles, está perdiendo el tren en el asunto del Patrimonio Artístico como lo ha perdido en otros asuntos, pongamos por caso, la solución oportuna a la independencia salarial de los sacerdotes, de que fueron alertados hace treinta años. Esto sin insistir en el grave síntoma que es que la creencia lleve décadas sin ser capaz de generar un arte religioso a la altura del que ahora no se sabe conservar.

La trayectoria de los bienes procedentes de la franja y el estado actual de la cuestión estan dando pie para afirmar que la iglesia, entendida como colectivo de los obispos, no es capaz de gestionar aquello que generó y conservó al amparo de la creencia, pero que cada vez van a reclamar con más fuerza los herederos no necesariamente creyentes. No es catastrofista afirmar que se están ofreciendo pretextos para una nueva desamortización, solapada y legal. Otra cosa es que no se quiera ver.


Portada del sitio | Mapa del sitio | |

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio 1.- Patrimonio artístico  Seguir la vida del sitio Litigio Barbastro-Monzón y Lérida   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License