El Sitio de Antonio Naval Mas

O es el final o va para largo

Jueves 30 de octubre de 2008 por Antonio Naval

Publicado en Diario del Altoaragón, el 8, diciembre, 2007

O ES EL FINAL, O VA PARA LARGO

El Museo diocesano de Lérida ha desaparecido. Sus obras han pasado a un nuevo museo que integrará las obras de aquel y otras piezas que quieren relacionarse con la comarca, bajo el objetivo de formar un discurso único la tan cacareada unidad ahora se esgrimirá como real. El nuevo Museo se llama, simplemente, “Museu de LLeída”. Integrado en la Generalidad, previsiblemente el obispo pasará a desempeñar un papel muy subordinado en lo que es de su canónica responsabilidad, como sucede en los museos de Gerona y Vich. Ahora el Vaticano nombrará nuevo obispo catalán de Lérida quien dirá que él quiere cumplir con todas las sentencias de su Iglesia, pero que no puede hacer nada porque se lo ha encontrado todo hecho, y ya no está bajo su administración. Comienza el tiempo de los análisis.

Se equivocaron todos los partidos que pretenden hacerse notar y ganar simpatías llevando la contraria. No era contra el gobierno de Aragón como debieron trabajar, sino pidiendo sensatez a los partidos catalanes de semejante ideología, republicanos, nacionalistas, y, también, los populares,. El Gobierno de Aragón ha sabido estar en este asunto y cuando se precipitó supo frenar. Los socialistas aragoneses, no obstante, también debieron trabajar en la misma línea con los socialistas catalanes en vez de ofrecerse a un entendimiento barato. Los informes jurídicos y del Justicia han proclamado a voces lo que era evidente, el problema ni debía ni debe llevarse al ámbito de la jurisprudencia civil. Ahora, con el nuevo museo y la contestación del Nuncio, los catalanes tienen más bazas, quizá todas, para encauzarlo por ese camino. Por eso les vendría mejor que deseado si era desde Aragón desde donde se emprendía el largo y confuso recorrido de incierto final.

La más censurable de las posturas ha sido la del presidente del Gobierno de España, Rodríguez Zapatero que lo tenía más fácil que con “los papeles de Salamanca”. No ha tenido agallas para decir a los socialistas catalanes y a aquellos con quienes tiene que congeniar que no debían entorpecer el proceso, pues guste o no guste, y por supuesto no gusta a los creyentes comprometidos, ésta era y es una cuestión entre estados, el Español y la Santa Sede, hasta que se revisen los Acuerdos. El silencio del presidente no ha sido sinónimo de imparcialidad sino de discriminación con respecto a Aragón, menospreciando el apoyo que aquí se le ha dado.

Se han equivocado los obispos. Los catalanes, que forman el sector de la iglesia más devaluada de España, con el desacato y rebeldía no van a incrementar ni un punto la raquítica estima que se han ido formando,. Los aragoneses siguen poniendo de manifiesto que, venidos a esta tierra y aceptados sin reticencias, cualquiera que sea su procedencia, no saben estar en ella. Debieron respaldar al obispo de Barbastro para que pidiera ejecución de sentencia (exequatur). Tal como era sabido, y ahora se ha dicho con toda claridad, debió pedirse. Abrir el museo con las piezas del litigio ha sido un error que pudo y debió evitarse, pues hemos asistido al anuncio, gestación y construcción del museo. Y debieron asesorar al Nuncio. Con la increíble y desconcertante contestación de este diplomático, ha quedado patente que el Vaticano ha dado la razón a Barbastro-Monzón, pero el juego lo está haciendo a los catalanes. Por si fuera poco, el mismo Nuncio sugiere que se enmarañe más el problema. A pesar de este intento de desviar la responsabilidad de la Iglesia, el asunto va a quedar como cuestión de ineficiencia, patente descoordinación, y falta de voluntad de la institución eclesiástica. Traerá consecuencias. Ahora, solo queda callarse, no como el que quiere presumir de ser prudente, sino como quien tiene que ocultar que ha sido inoperante.

Como si creyera en los conjuros, si algo deseo ahora es que estas líneas también estén equivocadas, a cambio de que, aunque el asunto ha dado el vuelco que se temía, todavía haya lugar para un final sensato.


Portada del sitio | Mapa del sitio | |

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio 1.- Patrimonio artístico  Seguir la vida del sitio Litigio Barbastro-Monzón y Lérida   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License