El Sitio de Antonio Naval Mas

La razón y el juego en el asunto de los bienes

Jueves 30 de octubre de 2008 por Antonio Naval

Publicado en el Diario del Altoaragón el 24, noviembre, 2007

LA RAZON Y EL JUEGO EN EL ASUNTO DE LOS BIENES

Antonio NAVAL MAS

Cierto que Vaticano ha dado la razón de forma incuestionable y con reiteración a Barbastro-Monzon, pero, de hecho, el juego lo está haciendo a los catalanes. Nadie puede entender que el Tribunal de la Rota esté dilatando una innecesaria nueva pronunciación en una institución tan rígidamente piramidal y con un poder absoluto en la punta, donde, si no hay órdenes, las sugerencias, que en este caso debería haber, deben entenderse como órdenes. Ni siquiera se entiende que este tribunal admitiera a trámite el último recurso después de haberse pronunciado la Signatura Apostólica. El desgaste por aburrimiento está a punto de ser una realidad, y cuesta creer que no esté buscado. No pocas veces la torpeza se encubre con la prudencia. Entonces el tiempo no arregla los problemas, pues los pudre. Después, cada cual tendrá que asumir las consecuencias, que las habrá.

La cuestión del Litigio no se agota en las piezas que ahora se disputan, pues está pendiente todo lo relacionado con Sigena, actualmente en Lérida, y lo de la Catedral de Roda, también en Lérida. Es ya muy difícil que se pueda recuperar nada de aquel monasterio al haber dejado borrar toda huella de su comunidad histórica, la que era su propietaria. Esto sin olvidar las pinturas de su sala capitular que están en Barcelona, y el retablo de Berbegal. En nada de esto se ha trabajado. Es en relación con la engañosa postura de ir por pasos, lo que da pie para entender que no es tacto sino pereza consentida. La Administración diocesana de Barbastro Monzón no ha demostrado estar a la altura. Consecuentemente está perdiendo el protagonismo en algo que era, y se le ha dejado que fuera, de su exclusivo compromiso. El tiempo está dejando en evidencia lo que en su día dijo el dimitido Josep Casanova, asesor de la parte contraria: los de Barbastro se han sentado al pie de avellano esperando que alguien agite el árbol para recoger el fruto.

La Diócesis de Barbastro pidió medios, y la Diputación General puso a su disposición una comisión-equipo de trabajo. Esta solo se reunió una vez en 1999, siendo desconvocada una segunda cita. Mientras tanto, el obispo Omella pretendía quedar airoso diciendo que cada vez faltaba menos para la esperada vuelta. Si esta pasividad inicialmente pudo presentarse como estrategia, quedó injustificable a partir del momento en que el juez Nieto formuló la contundente sentencia.

Miente el obispo Salinas cuando dice que nada puede hacer porque todo está bajo ámbito legal catalán. Habrá que recordar en todo momento que la ley catalana del Patrimonio del 92 dice expresamente lo que es evidente, que un asunto como éste se rige por las leyes del Estado, y éstas respetan el ámbito eclesiástico. Tampoco el nuevo estatuto catalán puede poner trabas a un acuerdo internacional, que está por encima de sus competencias, pues Cataluña no es interlocutora. Por otra parte, hay que recordar siempre, y el obispo Salinas lo sabe, que las piezas fueron entregadas al llamado Consorcio, creado para el caso, cuando ya el obispo Ciuraneta no podía disponer de ellas.

El único alivio en todo este proceso es que, afortunadamente, el obispo Milián no se ha dejado llevar por otros tópicos recurrentes, y se ha mantenido firme en la decisión de que primero vuelvan los bienes. Es la baza que se ha jugado bien en un juego en que había otras cartas marcadas.

Esté o no esté Rodríguez Zapatero detrás de otras “componendas”, el Presidente de España está menospreciado sin recato al colectivo aragonés que le ha votado, evidenciando que no es creíble cuando dice que para él todos los españoles son iguales.

Si se hace realidad la exhibición de las piezas en el nuevo museo no solo va a haber expolio, sino lo que de afrenta tiene que éste se exhiba ostentosamente ignorando la reclamación. Será una bofetada conjuntamente consentida.


Portada del sitio | Mapa del sitio | |

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio 1.- Patrimonio artístico  Seguir la vida del sitio Litigio Barbastro-Monzón y Lérida   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License